Seleccionar página

Es posible que en algún momento se te paso por tu cabeza una idea que puede ser un gran negocio y mejor, aunque todavía no ha sido aplicada, empiezas a desarrollar estrategias, o crear un producto o servicio determinado o establecer mejoras o maneras diferentes de hacer algo, es entonces que sientes un EUREKA tal cual lo expreso el griego Arkimedes , ahora solo tienes un cumulo de responsabilidades  que se expanden delante de ti y es que tienes un horario, mucho que resolver, reuniones, cosas por hacer, sientes que te falta tiempo en tu día de trabajo, escuchas en tu cabeza planteamientos a favor y en contra de la idea de negocio, aparecen imágenes y sentimientos de tus familia que depende de ti y muchas otras cosas más mientras estás en tu escritorio presionado por entregar resultados para otro!

¿Qué falta para que des ese paso importante?

¿Qué pasaría si darías ese paso importante?

¿Cómo te ves empezando algo nuevo?

¿Cómo puedes llegar a esa decisión?

Aparte de esa idea que será el inicio de tu negocio es muy importante ponderes todo lo que creas posible, dividir lo prioritario de lo importante y por supuesto debes tener un colchón para soportar el crecimiento de tu emprendimiento.

Algo muy importante más aún si tus responsabilidades son dependientes de tus ingresos es la proyección de crecimiento la asesoría y saber con quienes puedes contar para solventar todas esas dudas que puedes presentar alrededor de tu idea.

Si planeas una estrategia teniendo claro tu objetivo, analizando tu estado actual o realidad y observando tus mejores opciones y posibles obstáculos que se pueden presentar para que encuentres el momento exacto de hacerlo, te recomiendo anotes

¿Cómo lo vas hacer?

¿Cuando?

¿Con quién?

¿Para qué?

Abrir chat